martes, 13 de septiembre de 2016

 La serpiente tiene dientes.


Apenas asumió la Presidenta Michelle Bachelet, comenzó la lucha de la derecha por desacreditar su administración y las reformas contenidas en su programa, al estilo de la política estadounidense, buscando los errores o supuestos delitos que habrían cometido tanto sus asesores como sus familiares. Todo esto con la complicidad de los medios de comunicación que, como todos sabemos, están en manos de la derecha económica.
En los últimos meses la complicidad de los delitos económicos cometidos por los personeros de la derecha, especialmente los de la UDI “popular”, con empresas cuyos propietarios pertenecen a los principales grupos económicos que gobiernan, o han tratado de gobernar tras las sombras, han salido de las portadas de los diarios quienes han estado deliberadamente lavando la imagen de estos, con miras a las próximas elecciones de alcaldes.
La reacción del empresariado frente a la reforma laboral, especialmente, ha sido tan evidente que es imposible desconocerlo. Nos han tratado de engañar iniciando una política del terror argumentando que, si los trabajadores tienen más “beneficios”, se pone en riesgo la empleabilidad y que subirá la cesantía. ¿Acaso no son los trabajadores  quienes producen a cambio de sueldos miserables?, ¿alguien podría creer que, a los empresarios o a los grupos económicos les preocupan los trabajadores y sus familias?, permítanme dudarlo.
Aún nos pesan las medidas tomadas por la dictadura y sus cómplices: nos penan la salud, la educación, el plan laboral, el sistema previsional que se convirtió en un generador de pobreza y, los empresarios han tenido la desvergüenza de calificarnos como flojos y que esa es la razón del fracaso de las AFP. Pero ese fracaso no tiene que ver con que ellas han perdido dinero, no, han recibido utilidades billonarias, somos los trabajadores quienes hemos asumido sus pérdidas a cambio de pensiones miserables, ese es el éxito del sistema, un sistema de pensiones monopólico que se debe cambiar a la brevedad.
¿Alguien podría creer que, el empresariado y sus compinches defensores del sistema neoliberal, están preocupados por mejorar el sistema de pensiones, la salud, la educación, entre otras cosas, y están interviniendo para beneficio nuestro?. Se acusa a los gobiernos post dictadura de no haber realizado las reformas heredadas, y es verdad. Los motivos han sido por los acuerdos a los que llegaron con el dictador para dar una salida al conflicto político a fines de los ochenta. Fue una manera de no permitir, o más bien evitar una salida más radical que dejaría a la derecha fuera de la arena política sin sus senadores designados, incluyendo al propio Pinochet que, recordemos, estuvo sentado un buen tiempo   en el parlamento que el mismo mandó cerrar después del golpe de estado.
La demagogia y el populismo de los herederos de la dictadura no tiene límites, lo demostraron, sin pudor, durante el gobierno de Piñera. Los trapos sucios de sus personeros han salido a la luz, han pasado por la cárcel, están procesados, han justificado lo injustificable y, debo decirlo, también con la complicidad de algunos militantes de la concertación que no tuvieron la decencia de no recibir dineros de empresas como SQM, empresa que fue del Estado y que, sin ningún pudor fue traspasada por el dictador a su yerno.
Hoy, se discute quienes llegarán a los distintos municipios en octubre, amén de quienes serán los candidatos a la presidencia, falta mucho, pero han surgido nombres como Piñera y Lagos, ¿hay alguna diferencia entre ambos?, creo que no, lamentablemente el descaro de uno y al apoyo al empresariado del otro no nos deja alternativa, no pueden extorsionarnos con que hay que votar por el mal menor. Ambos son el mal.
Muchos chilenos están, influenciados por los medios de comunicación, mirando hacia la derecha; ¿su plan?, manipularnos con la delincuencia, el fantasma de la cesantía y el mal funcionamiento del sistema de salud, principalmente, pero si analizamos en profundidad nos daremos cuenta de que es una estrategia que, lamentablemente les ha dado resultado. No les ha bastado con introducir la droga en las poblaciones, hacer quebrar las empresas estatales con la finalidad de venderlas al capital extranjero o los grupos económicos so pretexto de que no funcionan. ahí tenemos a CODELCO, la hacen aparecer como una empresa que no es capaz de generar capital, aunque sigue entregando dineros a las FFAA.
A pesar de todas las críticas al gobierno, debemos considerar que, cualquiera de las medidas que vayan en directo beneficio del pueblo y los trabajadores serán criticadas ácidamente por quienes quieren que cambie todo, para que no cambie nada.
Si coqueteamos con la derecha, lamentablemente confirmaremos que, por más bonita que sea, la serpiente tiene dientes.



Andrea Dufournel

Temuco-Chile

sábado, 7 de septiembre de 2013

Mi primavera negra…

Hoy comienza septiembre, el mes en que llega la primavera, primavera esquiva, violenta, perversa, que hace 40 años nos hiciste bailar con la muerte. Tiempo en que los trinos de los pájaros se mezclaban con el nutrido canto maldito de la metralla fascista, en que de golpe nos despertaron   del sueño socialista, nos soltaron de la mano acogedora y justa del compañero presidente. Tiempo en que, hasta hoy, la derecha golpista disfruta lo que consiguió con mano ajena, llenando de sangre las calles, los ríos y el mar.
Este mes, en que se cumplen 40 años de la ignominia, en que vivimos tiempos donde la estulticia nos gobierna. Nos piden que perdonemos, ¿podremos hacerlo si  aun buscamos a nuestros muertos?, oteamos la costa para ver si las olas nos devuelven a quienes arrojaron, atados a rieles, al mar, escarbamos la tierra, recorrimos el desierto buscando a los nuestros…los verdugos no tuvieron, ni han tenido, la hombría para entregar los cadáveres.
Pareciera lógico que las personas tengamos derechos, pero fue lo primero que nos quitó, el derecho a pensar, a leer, a oír la música que nos pareciera y así fue que nos persiguieron, exoneraron, exiliaron, los que corrimos mejor suerte, los que no la tuvieron fueron asesinados o, simplemente, hechos desaparecer. Algo habrán hecho, decían quienes hasta hoy justifican la barbarie…han pasado 40 años y las cosas no han cambiado, antes fueron los comunistas, hoy son los mapuche, los estudiantes, los trabajadores.
¿Quién tuvo la culpa?, la falta de entendimiento, la intolerancia y, por sobre todo, la ambición de quienes no pudieron tolerar la posibilidad de que el pueblo, el que nunca había tenido derechos, estuviera la posibilidad de labrar su propio destino. 40 años, se dicen rápido, es mucho tiempo. La deuda con las víctimas la tienen muchos, los tribunales, que nada hicieron por proteger y no acogieron los recursos presentados, los particulares que aplaudieron y fueron indiferentes, los  vecinos que denunciaron a los “comunistas”, los empresarios que aprovecharon de obtener enormes ganancias con las privatizaciones de las empresas estatales, y principalmente quienes hoy se han vestido con ropajes de demócratas, están en el parlamento y el gobierno, tienen sus manos manchadas con la sangre de nuestros hermanos y lo que es peor no se arrepienten.  
Esta negra primavera me persigue, aun el sol no ilumina mi patria con la fuerza de antaño, las flores no alegran mi camino, el trino de las aves no ha vuelto a ser dulce. La soledad de mi alma agobiada frente a la tortura de mis hermanos no cambiará en tanto no pueda ver a la cara a mi torturador, a quien apretó el gatillo y no tenga la valentía de pedir perdón.

Andrea Dufournel

Temuco.

viernes, 1 de junio de 2012

Caso Bombas: Justicia Pulverizó el Montaje de Hinzpeter y Peña



El Tercer Tribunal Oral de Santiago determinó en el veredicto del juicio por el denominado caso bombas absolver a todos los imputados por los delitos de colocación de artefactos explosivos y financiamiento del terrorismo por el cual los acusó la Fiscalía Sur. Cabe consignar que los imputados pasaron ocho meses en prisión. Este caso pasará a los anales de la justicia como uno de los mayores montajes de todos los tiempos, y en todo caso, como el más grave de esta interminable transición. Si tuvieran un atisbo de moral, el ministro Hinzpeter y su actual asesor, el ex fiscal Alejandro Peña, debieran renunciar.

La jueza Marcela Sandoval detalló que el tribunal consideró que pese a la larga investigación realizada por el Ministerio Público, en términos jurídicos, ésta no había tenido los resultados esperados, señalando que el ente perseguidor penal no logró acreditar la participación de los imputados en los bombazos y calificó la indagatoria como "parcial".

De esta forma, Francisco Solar, Gustavo Fuentes Aliaga, Felipe Guajardo y Mónica Caballero quedaron inmediatamente libres y absueltos de su presunta participación en los bombazos a la Agencia Nacional de Inteligencia, el Consejo de Defensa del Estados, Chilectra, la Escuela de Gendarmería y la Iglesia de los Sacramentinos.

En tanto, Omar Hermosilla y Carlos Riveros fueron absueltos de los delitos de financimiento del terrorismo que les atribuyó la fiscalía.

Al momento de darse a conocer el veredicto, los familiares y amigos que acompañaban a los imputados en la sala de audiencia estallaron en gritos y aplausos.

La jueza Sandoval llamó al orden y señaló que el próximo 2 de agosto a las 12 horas entregarán la sentencia completa en la que estarán los detalles del porqué se decidió liberar a los acusados.

Confesión ilegal y ...¿tortura?

Sin lugar a dudas, el testimonio que resultó vital para llevar ante la justicia a todos los imputados fue el que entregó Fuentes Aliaga, alias "El Grillo" a Carabineros. En esta diligencia el acusado habría confesado su participación en los hechos investigados y delató a sus amigos, señalando los nombres de quienes -según dijo- habían participado en los bombazos.

Sin embargo, el tribunal decidió no tomar en cuenta esta declaración "extrajudicial", indicando que no cumplía con los estándares necesarios para el respeto de las garantías de los detenidos, sobre todo porque no daba cuenta de la lectura de derechos de Fuentes Aliaga ni que él estuviera al tanto de que podía guardar silencio.

Además los jueces consideraron lo alegado por la defensa de "El Grillo" respecto a que en dicho interrogatorio no estuvo presente un abogado que lo asistiera, y también los antecedentes de que el fiscal Francisco Jacir le había dictado qué decir.

Pero eso no es todo. En la última instancia del juicio oral de ayer, Aliaga -además de señalar que era inocente de los cargos que se le imputan-, denunció haber sido torturado por el teniente coronel Sergio Escobar Berríos en presencia de los fiscales Xavier Armendáriz y Francisco Jacir, al momento de entregar información clave sobre la colocación de artefactos explosivos, revelación que permitió la detención y el posterior proceso de supuestos involucrados en las detonaciones.

"Soy inocente de todos los cargos y sobre lo mismo quiero decir que el día 31 de diciembre cuando esta famosa declaración que ha salido a la luz pública, fui torturado por el teniente coronel Sergio Escobar Berríos, en presencia del fiscal Xavier Armendáriz y Francisco Jacir", aseveró.

Piden renuncia de Peña

Tras el contundente veredicto del Tercer Tribunal Oral que desechó por completo la investigación que hizo la Fiscalía Sur en el denominado caso bombas, el presidente de la Asociación Nacional de Fiscales, Pedro Orthusteguy, lamentó el fracaso del Ministerio Público y sostuvo que toda la responsabilidad es del ex fiscal Alejandro Peña quien actualmente trabaja en el Gobierno.

"Este es uno de los casos que más desprestigio le ha traído al Ministerio Público, evidentemente también al Gobierno, y es evidente que ahora se vana tener que hacer cumplir las responsabilidades civiles, las administrativas y eventualmente las penales que surjan", señaló.

El dirigente fue enfático que para el gremio "hubo una decisión apresurada de parte del ex fiscal Alejandro Peña y por eso es importante que él dé un paso al costado en este momento para efecto que los organismos que tienen que ejercer las responsabilidades puedan actuar tranquilos".

Actualmente, Peña se desempeña como asesor del departamento de estudios de la subsecretaría de Prevención del Delito, dependiente del Ministerio del Interior.

Consultado respecto a si esta situación puede provocar la desconfianza de la ciudadanía en el Ministerio Público y la labor que realizan, Orthusteguy expresó que "la fiscalía es mucho más que el ex fiscal Peña, en ella hay fiscales que trabajan de forma dedicada y profesional para llevar los casos adelante. Por eso digo que éste es un caso que ha traído bastante desprestigio a nuestra institución y al Gobierno".

Tras ello, reiteró que "aquí hay una persona responsable de este caso y que esa persona designada por el Fiscal Nacional es el ex fiscal regional Alejandro Peña. Él tomó las decisiones que hoy día estamos viendo en este lamentable fallo para la ciudadanía, para el Gobierno y también para los fiscales".

En esa línea insistió en que "evidentemente él tiene que dar un paso al costado por un tema de dignidad profesional. Él tiene que dejar el cargo donde se encuentra y si no lo hace voluntariamente el Presidente de la República tendrá que tomar la decisión de que él abandone el cargo en el cual se encuentra".

Fuente:diairoreddigital.cl

El Fracaso del Equipo de Comunicaciones de Piñera


Los nombres son sabidos. Tanto como sus fracasos. Son los cuestionados responsables de las comunicaciones de La Moneda y de posicionar mediáticamente al Presidente Sebastián Piñera, tarea que anda por los suelos dadas las encuestas conocidas en el país y los análisis de prensa nacional e internacional sobre la gestión del Mandatario derechista. El grupo está conformado por Carla Munizaga, Jefa de Prensa de La Moneda; Hernán Larraín Matte, asesor y encargado del área audiovisual; Mauricio Lob, Director de la Secretaría de Comunicaciones; Fernanda Otero, asesora comunicacional; Ignacio Rivadeneira, encargado de discursos; todos dirigidos por María Luisa Brahm, la jefa del equipo presidencial.
Prácticamente ninguno de ellos logra tener un perfil destacado en sus tareas de La Moneda, a diferencia, por ejemplo, de lo que ocurría con el equipo de la ex Presidenta Michelle Bachelet, que estaba instalado en la retina política y que hacía sentir su presencia y su trabajo: María Angélica Álvarez, Víctor Maldonado, Francisco Díaz, Juan Carvajal, Paula Walker, entre otros.

El más reciente recuento del fracaso del equipo de comunicaciones de Piñera se produjo con los resultados de los sondeos de ADIMARK y CEP, las dos más importantes encuestas chilenas. Como se sabe, en la primera el Mandatario marcó 66% de desaprobación ciudadana y en la segunda, un 59% de rechazo a su gestión. Además, la administración piñerista salió mal evaluada en la gestión en salud, educación, delincuencia y manejo de la economía. La CEP fue mortal para la imagen del Presidente y un misil directo a la labor de su equipo de comunicaciones. El 69% de los encuestados consideró que el Mandatario actúa con debilidad, el 70% lo ve sin destreza ni habilidad, al 68% no le da confianza y el 76% lo ve lejano, esto último lo peor que le puede ocurrir a quien está a cargo de un gobierno. Todas esas cifras negativas acompañan a Piñera durante el 90% de su administración.

Las decisiones de Munizaga, Lob, Otero, Larraín, Rivadeneira y Brahm chocan con la realidad y muestran un deficiente trabajo profesional. Se constata que no sirvieron estrategias como tener menos expuesto al Presidente Piñera ante la prensa, inhibiendo sus pautas en terreno y mediáticas. Tampoco indicaciones técnicas para dirigirse a los medios o a los ciudadanos. Sus discursos siguen siendo enciclopédicos, llenos de lugares comunes, superficiales. Ha sido imposible evitar los errores y afirmaciones ridículas del Mandatario en diversidad de temas. Un contra resultado es que Piñera y La Moneda no logran poner un sello, una consigna, un ideal, un eje respecto a su gestión y mandato.

Como que ninguno de los integrantes del equipo de comunicaciones consigue dar con una impronta y una definición de marca. Una demostración dramática de este fracaso comunicacional, es el artículo de The Economist, donde se calificó de “inepto” al Presidente. Esa simple frase se constituyó en un instante en la caracterización de Piñera, en su sello, en su perfil. La antítesis de eso no ha sido construida por sus asesores comunicacionales.

Para ahorrar citas respecto a esta situación, basta recordar la mirada establecida por el presidente de Renovación Nacional (el partido de Piñera), Carlos Larraín, en relación al trabajo del equipo presidencial. Entrevistado por El Mercurio, el personero manifestó que habría sugerido que “trasladaran el Segundo Piso al segundo subterráneo, porque si los encargados de mejorar la aprobación del Presidente de la República exhiben consistentemente resultados malos, quiere decir que algo no está funcionando”. Luego, consultado por radio Cooperativa, el jefe de RN indicó: “Hay que mejorar este equipo. Yo no digo que los manden cambiar a todos, pero hay que buscar un enfoque distinto, con ellos o con otros, a mí me da lo mismo”.

Podría no sorprender la ineficacia de este grupo de comunicadores presidenciales. Carla Munizaga, Jefa de Prensa, es una periodista que fue encargada de prensa de RN y siempre efectuó una labor rutinaria, burocrática y de relacionamiento formal con los periodistas, viendo agendas, organizando giras y conferencias de prensa, pero sin experiencia ni trabajo de análisis, estrategia, elaboración conceptual; una especie de secretaria de Piñera para asuntos de la prensa, pero no una experta comunicacional ni analista y estratega de medios.

Mauricio Lob fue editor de la revista Qué Pasa, sin experiencia en comunicaciones estratégicas, ajeno totalmente a las labores en el aparato estatal, sin preparación intelectual y técnica para encabezar una dirección comunicacional presidencial, al punto que a poco andar, María Luisa Brahm se vio obligada a ponerlo en segundo plano y bajo sus estrictas instrucciones; Lob es el más desperfilado director de la Secom en lo que va de gobiernos democráticos.

Fernanda Otero, hija del ultraderechista ex embajador Miguel Otero, tiene una empresa privada que trabaja con lógicas empresariales y no de políticas públicas y su mayor experiencia en comunicaciones políticas las tuvo en RN asesorando a María Angélica Cristi y otros dirigentes, pero con mala evaluación, lo que nunca le permitió posicionarse en la colectividad, pese al respaldo de Piñera.

Eso por mencionar algunos casos. Todos ellos, por cierto, ganan entre 3 y 7 millones de pesos mensuales, más otros honorarios que pueden ser obtenidos en La Moneda por concepto de trabajo en crisis, etc.

De acuerdo a consultas realizadas con profesionales que laboran en esos ámbitos y que pidieron no dar a conocer sus nombres, así como con periodistas que cubren La Moneda, es sabido que ni Carla Munizaga, ni Mauricio Lob, ni Fernanda Otero, tienen capacidad de hablar directa y francamente con Sebastián Piñera, jugando un rol más bien disciplinado y sumiso ante el Presidente, algo absolutamente ineficaz en la labor comunicacional presidencial, ya que esos asesores o funcionarios deben ser los primeros en señalar errores, debilidades y desaciertos para mejorarlos.

También se indica que María Luisa Brahm, Hernán Larraín e Ignacio Rivadeneira se destacan por la ausencia de la autocrítica. Estas cosas las saben dirigentes como Carlos Larraín y por eso tienen cuestionamientos al grupo comunicacional de La Moneda.

¿Cambiarlos? Entre los problemas que habría para modificar el equipo de comunicaciones del gobierno se señalan: que en La Moneda consideran que eso tendría un costo político y mediático negativo para el Presidente; que no hay profesionales del área dispuestos o detectados para reemplazar a los actuales y que den garantías de éxito; que en el Segundo Piso consideran que lo están haciendo bien pero la ciudadanía no lo capta (esta tesis la repitió el vocero de La Moneda, Andrés Chadwick y la esposa del Mandatario, Cecilia Morel).

Además, se detectó a estas alturas, que haberse llevado a Palacio a ex periodistas de los diarios El Mercurio, La Tercera y La Segunda, pensando que sus conocimientos de la prensa ayudaría a un mejor desempeño, no arrojó los resultados esperados porque son profesionales de escasa experiencia comunicacional estratégica, sin conocimientos profundos de teoría política y alejados de la realidad nacional.

Además, a pesar de que muchos de estos profesionales son reconocidos como adherentes de la derecha, no gozan de la confianza de personeros de La Moneda y de RN y la UDI, porque nunca han sido militantes orgánicos y más bien se han movido con autonomía, muchas veces haciendo una labor periodística crítica hacia la derecha.

Todo indica que hay un frente debilitado en un punto vital de cualquier equipo presidencial: el de las comunicaciones. Otro déficit de la administración derechista de Piñera que le trae costos negativos. Y parece que eso continuará.
Fuente:diarioreddigital.cl

domingo, 6 de mayo de 2012

"La reforma tributaria es una burla", dice Camila Vallejo, líder de los estudiantes. Y agrega: “La gente es cada vez más difícil de engañar”


Por Óscar Reyes P.
Camila Vallejo viene llegando de Concepción y nos dice que tiene que regresar a esa ciudad en diez horas más. Tiene pactados varios encuentros en sindicatos, universidades, charlas en distintos lugares del país y obviamente entrevistas con medios de comunicación de Chile y del extranjero. Camila le saca provecho al día: "Voy de aquí para allá". Singularmente nos recibe en las que fueron las oficinas del "Mamo" Contreras, cuando era director de la DINA: "Sabía que aquí existían unos calabozos", nos dice en sus oficinas de la Fech.

La líder estudiantil reconoce que los dirigentes del movimiento quedaron algo impactados con la convocatoria que lograron en la primera marcha que hicieron, a fines de abril, pues pensaban que, para una primera movilización, que llegaran diez mil personas ya sería un éxito. Contra todo pronóstico, según las cifras oficiales, congregaron a 48 mil. Los jóvenes señalan que fueron 80 mil.

"Más que conformes, quedamos más entusiastas todavía", dice. "Este año partimos de manera distinta, porque demuestra una continuidad del trabajo realizado en 2011 y nos da un buen pie para iniciar esta segunda etapa", recalca quien fuera elegida el personaje del año en Cambio21, en diversas organizaciones nacionales y también a nivel internacional a raíz de la notoriedad que alcanzó el movimiento estudiantil del cual fue vocera y su principal representante.

Y reacciona con dureza ante el anuncio de la reforma tributaria del Gobierno: "Es una burla" y "es mucho ruido y pocas nueces".

-¿Qué te parece cuando por primera vez uno escucha de parte de los voceros de Gobierno que agradecen a los estudiantes por un acto tan pacífico?
-Fue bastante extraño que hayan salido diciendo aquello. Bueno, yo creo también que están un tanto acorralados. Ellos trataron de, con la última propuesta que hicieron (el fin del financiamiento del crédito universitario a través de la banca) de calmar los ánimos antes de la movilización y decir que con esto derrotaban al movimiento y que demostraban que avanzaban realmente el educación, y de repente sale gente a la calle no solamente diciendo que es insuficiente, sino que en gran medida reafirma lo que hemos venido rechazando hace mucho tiempo, que es que se subsidie la ganancia a privados de manera indirecta a través de los créditos, porque eso es partir de la lógica del endeudamiento. Yo creo que eso obligó a mostrar un grado de imparcialidad ante el asunto y decir que sí fue una gran convocatoria y valorar lo pacífica que fue.

-¿Qué ocurre cuando es tan masivo el apoyo a las reivindicaciones que ustedes plantean?

-Yo creo que hay una suerte, como decimos nosotros, de alegre rebeldía. Porque, claro, hay un descontento que es evidente, que hoy se agudiza porque estamos en un escenario político que cada vez demuestra más que hay unos pocos que controlan todo, que tienen el poder de decidir sobre la política, tomar decisiones en materia económica y en materia de todo lo que tiene que ver con nuestra vida, y la gran mayoría no tiene ese poder de decisión y además se da cuenta de que los que están tomando sus decisiones las están tomando en contra de la gran mayoría. Nosotros no tenemos el poder económico ni político institucional, y la única fuerza que tenemos en la que se expresa las calles, entonces también hay una alegría que se expresa ahí, y uno dice: esta es nuestra principal herramienta y juguémonos con esto, y planteemos una nueva forma de hacer política, demostremos que podemos, de alguna u otra forma, en las calles, construir nuestro presente y nuestro futuro.

-Y que ocurre cuando cerca de ustedes, los encapuchados cometen violencia y actos delictivos.

-Nosotros condenamos cuando hay gente que aprovecha las manifestaciones para ir a robar o destruir. No avalamos esas prácticas, pero también queremos mantener un equilibrio en esto, porque nosotros vemos cómo es la represión en la calle y el nivel de impotencia que emana de los manifestantes que están ahí de manera pacífica, estudiantes y también padres, y que se ven violentados, atacados, y provocados por carabineros, y que ante eso responden. Hay que tener un cierto criterio y distinguir entre los hechos de violencia que se cometen en las manifestaciones, porque no es lo mismo un joven o un padre que responde ante una agresión de carabineros con una piedra, que un joven que va a asaltar una tienda comercial. Son acciones distintas. También es importante que la gente aprenda de manera responsable a auto defenderse en las manifestaciones. Nadie puede tolerar que se le reprima con tanta brutalidad de manera injustificada y ante eso los mecanismos de seguridad van en la línea de contener hechos que se escapen de las manos por parte de algunos manifestantes, y otro también de proteger a los manifestantes de la acción de carabineros.

-¿Qué te pasa cuando ves que la directiva de la UDI y sus parlamentarios te critican duramente? Incluso un diputado dijo que ustedes no le trabajaban un día a nadie, que el lucro es trabajo y que ustedes tienen los pulmones vírgenes.

-A estas alturas me da un poco de risa, la verdad, porque creo que la derecha, y particularmente la UDI, está tan asustada con lo que está pasando el país con las movilizaciones, donde cada acción que realizan tan pensadamente para poder frenar la movilización, dividirla o mostrar desgaste, no les resulta. Siempre les sale el tiro por la culata y yo creo que eso hace que se llegue un punto de ridícula desesperación. Estas declaraciones de muchos diputados de la UDI y de la derecha general muestran que son fieles representantes de la política pequeña, de no ver las cosas con altura de miras, de no plantear buenos argumentos al momento de referirse los dirigentes, sino que siempre están con cuestiones banales, superficiales y de carácter fascistoide y misóginas, en muchos casos. Yo creo que esas declaraciones los aminoran como personas y como sujetos políticos y que los perjudica fuertemente, porque además hay cosas que son tan burdas como por ejemplo decir que el lucro es ganarse la vida.

-¿Qué respondes a eso, específicamente?

-Nos dicen a nosotros que no tenemos comprensión lectora y son ellos los que no están entendiendo nada de lo que está diciendo el movimiento. Hace rato que les venimos diciendo que el lucro no son las justas remuneraciones que debe tener cada trabajador por la labor que realiza, sino que haya unos pocos que se aprovechen de la riqueza que genera la gran mayoría del pueblo, que son los grandes empresarios. Eso en el ámbito laboral. En el de la educación nosotros dijimos que tampoco eran los excedentes que genera una universidad, sino el que esos excedentes no lo reinvirtieran en el proyecto educativo y que se los lleven para la casa, para el bolsillo. Hay cosas que son claves para ilustrar el actual escenario político: el nivel de desesperación que tiene la derecha más conservadora, más reaccionaria, más pinochetista, y junto con ello la presión que les deben hacer los grandes grupos económicos y empresariales en este país.

"La reforma tributaria es una burla"

-Piñera acaba de presentar una reforma tributaria que supuestamente entregará 700 millones de dólares, que irían en directo beneficio a la educación. Muchos dicen que es insuficiente y que es una reforma de alcancía. ¿Tú qué opinas?

-Yo me sumo, en este caso a, las palabras de Hernán Larraín UDI, que dice que es mucho ruido y pocas nueces. Es una vergüenza, no solamente por la cantidad de plata que recauda, que es muy poca, 0.3% del PIB, que ya es insuficiente para la reforma en la educación básica y media, o sea, sin incorporar la educación superior, que es muchísimo más. En cuanto a la recaudación, es una burla al movimiento. Y por otro lado, no le dan el carácter progresivo que debería tener la reforma que todos hemos estado pidiendo ante un sistema que es regresivo. Nosotros propusimos una que hiciera que los más ricos pagaran efectivamente más y dejarán de hacer evasión tributaria. Las utilidades tributables en el fondo no se tocan y ahí hay miles de millones que podrían utilizarse para la educación, para salud y para mucho más.

-El gobierno planteó la Reforma Tributaria casi como una revolución. Y ustedes la desprecian.

-Yo no sé si ellos quieren seguir sacando más recursos. Porque ya está claro que la propuesta de reforma tributaria es menos que suficiente, es una burla y no he escuchado nada por parte del gobierno de decir de dónde van a sacar lo que falta. No sé si van a querer cubrir lo que falta o van a seguir manteniendo la lógica del autofinanciamiento.

-El gobierno ya dijo que no va haber gratuidad en la educación.

-Es una cuestión ideológica. Ellos no creen en la gratuidad, porque creen que la educación es una inversión individual, o sea, tienes que invertir para generar rentabilidad después, es decir, es un bien de consumo, eso ya lo sabemos. Hoy lo que estamos exigiendo es que no solamente se escuche al pueblo sino que se haga valer la voz de la gran mayoría.

-¿Y eso es con más manifestaciones?

-Las movilizaciones nosotros no las descartamos nunca. Hay también que diversificar, variar, pero vamos a tener movilizaciones y yo no sé si van a ser única y exclusivamente por la educación. Yo creo que se están abriendo otros temas que se vienen arrastrando desde hace tiempo.

-¿Qué piensas cuando te ves en las portadas de los grandes medios del mundo como personaje del año, que en Chile seas la segunda persona mejor evaluada después de Michelle Bachelet?

-Toda la visibilidad que he adquirido tiene que ver en un 90% con lo que ha hecho el movimiento. Cada vez que mí me dan un reconocimiento, no solamente en Chile sino también en el mundo, es porque yo fui la cara de un movimiento, pero va hacia el conjunto de quienes participaron en su construcción. Quizás un diez por ciento será a la forma de cómo uno plantea las cosas, del carisma, pero el 90% o quizás más es porque hay un trabajo detrás. De mi boca saldría muy poco si no se hubiera discutido por un conjunto mayor de gente el problema de la educación y las propuestas que tenemos para solucionarlo.

-¿Qué piensas cuando lees de una de las revistas más prestigiosa del mundo, The Economist, que dice; Piñera inepto?

-Yo creo que es compartida la ineptitud del gobierno, en general. O sea, la gran mayoría comparte distintas visiones. Por un lado están quienes dicen que cómo no puede contener de mejor forma las demandas del mundo social, y lo hace de manera tan burda. Yo creo que The Economist está en esa perspectiva, de como no tiene mayor capacidad de preocupación de los movimientos para cuidar y proteger de mejor forma el modelo. Nosotros creemos que inepto porque no está en calidad de representar. Un gobierno con un 29% de respaldo, ¿eso es democracia? Sin lugar a dudas, hay una crisis de representatividad cuando tenemos un gobierno con tan bajo nivel de apoyo.

-Según la última encuesta Ipsos, cuando le preguntan a la gente lo mejor que ha hecho este gobierno pelea en el primer lugar el posnatal y la segunda alternativa más votada es "nada".

-Como que no es un gobierno de verdad. Todas las propuestas que ha sacado son con mucha parafernalia, con mucho bombo y platillo, pero no son nada estructural, nada de fondo, y eso la gente cada día más lo ve. Por ejemplo, el anuncio del ministro de Educación de la eliminación de la banca podría haber sido muy bien recibido por la mayoría de las familias chilenas, y sin embargo dijeron: no, aquí hay algo dudoso. A la gente es cada vez más difícil de engañar y eso es muy bueno.


¿Camila, diputada?

-Todos hablan de que vas hacer candidata a diputada. ¿Todavía no lo decides?

-No, es que todavía no lo decidimos. Es una discusión pendiente.

-¿Con el partido, con los jóvenes?

-Es bastante más transversal de lo que uno suele creer desde fuera cuando no es militante de un partido. Yo creo que va a ser una conversación más amplia. Como yo, se van a levantar varias candidaturas a propósito del movimiento, no solamente del Partido Comunista, sino dentro de la izquierda y de independientes y también de militantes.

-¿A ti te gustaría estar en el parlamento, crees que los cambios realmente se pueden hacer desde adentro o que una vez ahí se transforman?

-Yo creo que no se puede hacer el cambio administrando lo existente. O sea, tienes que hacerlo asegurando una mayoría que pueda superar la institucionalidad, y eso quiere decir que es para cambiar las reglas del juego. Porque si sólo son uno o dos los que ingresan al Parlamento que quieran hacer cambios constitucionales, por ejemplo, van a quedarse un poco atrapados.

-¿Te gustó el pacto PPD-PRSD-PC?

-Claro. Fue un ofrecimiento que se hizo, y nosotros queremos reafirmar un frente de izquierda no solamente de carácter progresista, sino también de carácter antineoliberal. Y si hay voluntad de ir en esa dirección, bien, y bienvenidos quienes quieran estar. Bienvenidos el MAS, el MAIZ, la Izquierda Cristiana, el Partido Humanista, y los socialistas que quieran, también. Esa configuración puede abrir buenas perspectivas en lo que hemos venido señalando, de ver cómo generamos una mayoría social y política progresista democrática y que se plantee hacer profundas transformaciones en Chile.
Fuente:cambio21.cl